article-mejora-marcas-new-balance-5805dda6cf42c

Llevas entrenando tres meses para una carrera y finalmente, en el día D, todo va como planeado. Pero de repente en los últimos trescientos metros de la carrera te empieza a pasar gente como si no estuviera cansada. A esto le podemos llamar el síndrome de los corredores de fondo. Hoy te traemos tres tipos de entrenamiento que te interesarán si quieres ser de esos que recortan segundos al reloj en los metros finales de una prueba.

Importante, antes de iniciar estos entrenamientos intensos trota a ritmo suave 3-4 km y, una vez terminadas estas rutinas, haz una vuelta a la calma con 10 minutos de carrera suave y una completa sesión de estiramientos. Además, intenta hacer este tipo de sesiones al menos una vez por semana para que tus fibras estén acostumbradas.

Sprint. 8 x 200 metros al 90% tu máximo con trotes de 500 metros para recuperar entre los 200

Series de velocidad. 8 x 400 metros a tu mejor ritmo de 1000 metros. Recuperación entre repeticiones: 90 segundos a ritmo suave

Rectas. 12 rectas progresivas de 100 metros. Empezando al 80% y terminando a tope. Recupera regresando caminando al punto de partida.

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail