1479376536_048459_1479377496_noticia_normal

Afortunadamente, estas semanas primaverales nos vienen muy bien a los de la Península. Buen clima, sin viento y condiciones ideales para correr. Pero, todos sabemos que cuando llega el río y la lluvia, una buena cinta de correr es nuestra gran aliada para sacar los entrenos adelante. Hoy te traemos las ventajas y desventajas de correr en cinta.

Ante todo hay que decir que depende de la técnica que tenga el corredor o corredora en cuestión, ya que afirmar, de forma general, que correr encima de una cinta es malo es quizás tomar una argumentación demasiado general. Si eres un runner con una buena técnica de carrera, correr encima de una cinta no es lo mejor del mundo, ya que se repite el mismo tipo de impacto de forma continua al correr encima de una superficie lisa. Por lo tanto, mejor no correr en ella si tienes buena técnica, a no ser que te veas obligado a ello por motivos meteorológicos o los que sean, ya que siempre será mucho mejor correr al aire libre.

Correr en la calle, lógicamente, no tiene nada que ver de hacerlo encima de una cinta, pues sobre ello la resistencia al viento, la variedad del terreno y la distracción visual no serán las mismas y nuestra técnica de carrera va variando. Tampoco la posición al correr es siempre uniforme, como sí ocurre en una cinta. No obstante, si no tenemos una buena técnica, correr en cinta no está desaconsejado.

Pero, correr en cinta tiene sus ventajas. Correr a un ritmo constante, poder hacer un trabajo de series muy medido (tanto en tiempo como en velocidad), programar tus descansos, trabajar con la inclinación y el tiempo no se convierte en un obstáculo.

En cuanto a lesiones; la gente que corre al aire libre, en asfalto, tiene una alta probabilidad de lesionarse si no lo hacen con la técnica adecuada y con la preparación muscular adecuada. Lo ideal, por lo tanto, no es correr ni en cinta ni en asfalto, sino hacerlo en el campo, sobre una superficie amortiguada como césped, tierra o similar. 

En conclusión, corre en cinta nos puede apañar alguna que otra sesión pero, está claro que si luego vamos a competir sobre asfalto o tierra, tendrás que acostumbrar a tus ligamentos y músculos a correr sobre estas superficies.

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail