pescado-azul

A todos desde pequeños nos han dicho que hay que comer mucho pescado por ser rico en proteínas, aceites y grasas (de las buenas). Pero sabes de verdad en qué se diferencian y cual es mejor? Hoy te aclaramos algunas dudas.

La principal diferencia entre el pescado azul y el blanco es su contenido en grasas. Los azules tienen entre un 8% y un 15% de materia grasa, aunque se trata de grasa poliinsaturada que posee numerosos beneficios para el organismo. Ricos en Omega 3, su consumo ayuda a prevenir riesgos cardiovasculares y problemas de circulación. Además, nos aportan proteínas de calidad, hierro y diversos minerales, como yodo, fósforo, magnesio y calcio.

Los pescados blancos, entre los que se encuentran el lenguado, la merluza, el rape, el rodaballo, el bacalao o el cabracho, contienen tan solo entre un 1 y un 3% de grasa que suelen acumular en torno al hígado. Son muy ricos en sales minerales, yodo y vitaminas del grupo B, sobre todo la B12. Además, son muy digestivos y cocinados al vapor o plancha, una buena opción en dietas hipocalóricas.

Lo ideal es combinarlos para así aprovechar los beneficios que nos ofrecen todos los tipos.

 

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail