descarga

Para muchos Navidad es una de las épocas más esperadas del año, para un runner puede que se convierta en una “tentación” que le hace dejar de lado el entrenamiento. Correr en esta época del año es dificilísimo, más aun cuando lo hacemos muy temprano, ya que estamos llenos de compromisos que normalmente terminan tarde y son abundantes en comida. Aquí te van unos consejos:

Mantén tu rutina.

Debemos seguir por sobre todo la cantidad de sesiones por semana. Esto es esencial para no perder el ritmo y no desacostumbrarse al ejercicio. Es mejor concentrarse solo en conservar la frecuencia.

Atento a la dieta. 

Las invitaciones a comer proliferan, las comidas son abundantes y ricas en carbohidratos y grasas. La comida de más también influye negativamente en nuestra rendimiento, así que tratar de no abusar. Pero como de cualquier forma vamos a comer más que de costumbre, entonces podemos “desayunar muy ligero y cenar ligerísimo”.

No olvides que…

Debemos tener presente que, el perder el paso a fin de año, nos costará el doble retomarlo en enero. Que esa sea la clave que nos haga pensar más de una vez antes de saltarnos las sesiones de entrenamiento.

Disfruta en la medida de lo posible

Que ser runner no te prive de comer turrón o mazapanes, pero siempre con control. Recuerda que aquí nadie es tan profesional como para tomárselo como un samurai.

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail