descarga

Las cuestas sirven principalmente para mejorar la potencia en las piernas, como cualidad básica en la que se sustentan la velocidad y la resistencia. Permiten aumentar la eficacia de cada zancada y ayudan a prevenir lesiones.

Ayudan a reforzar las articulaciones necesarias para un movimiento fácil y libre. Cuando se realizan muy rápido las cortas, causan gran acidosis muscular, pero acostumbran al cuerpo a eliminar el lactato.

La mejoría de la potencia por medio de las cuestas es muy lenta en un principio y se incrementa exponencialmente a medida que os vais fortaleciendo. Si realizáis un buen trabajo de base con ejercicios de fuerza y de potencia, cuando empecéis a afinar tendréis la sensación de volar. Y disfrutaréis de los rodajes tranquilos como jamás hubieseis imaginado. Unos cuadriceps bien potenciados con las cuestas os permitirán rendir mucho más y os evitarán muchas lesiones de rodillas.

Y para su ejecución; busca un terreno blando y con la máxima inclinación y de menos de 60 m de larga. Debe costar subirla andando. En la zona de partida debe haber unos 200 m llanos. Se hacen en dos grupos de siete repeticiones, más una recta de 200 m en llano al finalizar cada grupo. Se recuperan 2´ después de cada 200. De las siete cuestas, las pares, ( 2ª, 4ª y 6ª) se hacen a skiping. Que consiste en subir elevando mucho las rodillas, con mucha frecuencia y tirando de brazos, casi sin moverse del sitio. Las impares (1ª, 3ª, 5ª y 7ª) se hacen corriendo a tope. Este último tipo tiene muchas ventajas, pero también algunos inconvenientes. Entre estos destacan los riesgos de lesión, cuando se realizan demasiado fuertes, en terrenos resbaladizos y sin un trabajo previo de fuerza en las piernas.

Si tenéis poco tiempo y queréis que vuestra sesión sea lo más efectiva posible, no dudéis en introducir este entreno una vez por semana.

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail