Bondi Barefoot Race

La anatomía del pie es el resultado de años de evolución. La mayor parte de ese tiempo, el hombre ha caminado descalzo y las extremidades inferiores se han adaptado a esa circunstancia.

Reduce el riesgo de lesiones

A la hora de correr, darás zancadas más cortas debido a la modificación natural de la pisada. De esta manera, se reducirá el riesgo de lesionarte. ¿Y esto por qué ocurre? Porque el impacto recae sobre la parte media del pie y no sobre el talón, como lo haría con las zapatillas deportivas.

El centro de gravedad disminuye

Esto significa que a la larga reducirás la carga de impacto en el cuerpo y, por tanto, tendrás menos posibilidades de lesionarte o de sobrecargar músculos y articulaciones.

Activación de conexiones neuronales desconocidas

Para nuestro cerebro, correr con zapatillas es como tocar la pantalla táctil de un móvil con unos guantes. No sabría muy bien lo que está tocando, porque no lo percibe de forma directa. Por ello, si corremos descalzos, las señales que percibirá nuestro cerebro serán mucho más intensas.

Correr descalzo es beneficioso si sabes como empezar correctamente y tu cuerpo puede adaptarse. Si suele ser propenso a lesiones, tienes poca grasa en la planta de los pies o tienes los pies planos, te puede costar un poco más y te recomendamos que empiezas muy poco a poco e incluso con zapatillas minimalistas para reducir el impacto.

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail