running-backwards-main

Quizás entrenando o corriendo una carrera popular has tenido oportunidad de ver a algún deportista corriendo hacia atrás. No pienses que está loco o que está cumpliendo alguna promesa, porque aunque cueste creerlo correr hacia atrás es también un método de entrenamiento. Curioso, sí, pero también muy efectivo, ya que aporta innumerables beneficios para el cuerpo y la mente.

Conocido como reverse running o retro running. Esta disciplina se ha convertido en todo un fenómeno social en el Reino Unido, donde cuenta con un sinfín de adeptos, dispone de su propia página web e incluso se realizan competiciones exclusivas. Y es que correr hacia atrás ofrece al atleta un entrenamiento cardiovascular intenso, reduce el riesgo de lesiones en la espalda y en las piernas, ayuda a conseguir un tren inferior más fuerte y equilibrado, y se trata de una alternativa perfecta para perder peso de forma más rápida.

Aquí algunos de sus beneficios:

-Músculos inferiores de la pierna más equilibrados.  La carrera convencional, de correr hacia delante, exige una repetición de la misma acción de forma continuada, lo que puede generar un peligroso desequilibrio como los problemas crónicos en las rodillas. Así, invertir la acción, corriendo hacia atrás, puede ser un buen método con efectos neutralizadores.

-Prevención y reducción de lesiones. La técnica de carrera en corredores convencionales se centra en que el talón es el primero en entrar en contacto con el terreno, mientras que las rodillas actúan como los amortiguadores. Sin embargo, la técnica de correr hacia atrás plantea un cambio de cinética, y por lo tanto reduce ese impacto agresivo, incorporando una ejecución más favorable para reducir las lesiones.

-Postura más erguida. Siguiendo con los estudios realizados al respecto también se subraya que la ejecución de la técnica de correr hacia atrás favorece la realineación de las vértebras y alivia la presión sobre los nervios, y esto es debido a que el deportista se ejercita con una postura más erguida, los hombros hacia atrás y la espalda recta.

 

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail