paragrapharticle-28922-58d85343b5916

Elegir las zapatillas correctas, beber agua, cuidar tus articulacionesllevar el equipamiento adecuado… Si eres runner sabrás lo importante que son estos detalles, pero aún hay uno que tiene tanta o más importancia: la piel.

1. En el exterior, fotoprotector solar siempre

Si corremos en exterior no podemos olvidar aplicarnos fotoprotector solar antes de salir de casa. Incluso en los días nublados, los rayos de sol dañan nuestra piel y podemos acabar el entrenamiento con quemaduras y, a la larga, manchas solares y arrugas. Por no hablar del riesgo de padecer cáncer de piel.

Actualmente los deportistas cuentan con fórmulas creadas específicamente para ellos, resistentes al sudor pero con una textura fluida que ni engrasa ni ensucia la piel. Esto es importante, pues no queremos que además del sudor los productos que apliquemos obstruyan los poros. Como la piel del rostro y del cuerpo son distintas, conviene elegir cremas solares diferentes que se adapten a las necesidades concretas de cada parte.

Para el rostro, lo mejor son texturas ligeras y oil-free, que aplicaremos en cara, cuello y escote, sin olvidar orejas. En el cuerpo no debemos olvidarnos de las manos.

2. Mantén las rozaduras a raya

El roce de la ropa es algo prácticamente inevitable si practicamos deporte. En el caso de las mujeres, estas rozaduras suelen darse muchas veces en la parte interna de los muslos así como en el pecho y los hombros a causa del sujetador. No debemos dejarlas pasar pues pueden generar pequeñas heridas que causarán más dolor.

De forma preventiva, antes de salir a correr podemos untar un poco de vaselina en aquellas zonas donde solemos tener rozaduras para disminuir la fricción. Después de ducharse, es importante aplicar aloe vera o una pomada regeneradora para prevenir.

3. Acuérdate de los ojos y los labios

Especial mención merecen el contorno de ojos y los labios, zonas muchas veces olvidadas en lo que a hidratación y  protección solar se refiere. Si corremos en el exterior, debemos protegerlas de las radiaciones solares con productos que incluyan SPF y sean hipoalérgénicos.

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail