correr-noche-vs-dia

Correr en la noche te hace complementarte con el entorno, y no es que ejercitarte a cualquier otra hora no tenga sus beneficios, pero salir por lo menos 20 minutos a correr, después de todas tus actividades diarias, es una sensación indescriptible, liberadora y misteriosa.

1. Te liberará de todas tus tensiones

Tras una jornada completa de trabajo, lo primero que quisieras hacer es “desplomarte” en tu cama, pero hacer un poco de ejercicio, después de un día pesado, te ayudará a relajarte.

2. Te mantendrá de buen humor

¿A quién no le pone feliz salir a trotar? Descargar todo al momento de ejercitarte, es la terapia ideal para deshacerte de lo que no necesitas y estar de buen humor.

3. Dormirás mejor.

Con el cansancio acumulado del día, y el ejercicio, no volverás a tener problemas para dormir. ¡Comprobado!

4. Asimilarás todos los hidratos de carbono y grasas consumidos durante el día.

¿Podría existir algún otro beneficio mejor? Una alimentación adecuada durante el día es suficiente para tener energía en tu kilometraje nocturno.

5. Correrás sin presiones.

En algunas ocasiones, los entrenamientos por la mañana pueden ser un poco estresantes, debido a que necesitamos cumplir el kilometraje diario, y además, prepararnos para otras actividades, pero al correr en la noche, no habrá otra preocupación más que ejercitarte.

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail