article-algunas-prendas-para-hacer-running-sin-pasar-frío-5665816b391ff

Correr con el viento en contra es un castigo asociado a la primera parte de un recorrido de ida y vuelta, o a toda la carrera si vas de un punto a otro. Correr con el viento en contra implica un mayor esfuerzo de las piernas y los pulmones; además, pone a prueba tu fortaleza psíquica, ya que te obliga a reducir el ritmo y empeora tus tiempos  habituales.

Recuerda las siguientes reglas de oro cuando corras con viento:

Correr con viento es algo normal si corres al aire libre. Lo importante es el esfuerzo realizado, no la velocidad, que evidentemente disminuirá. Cuanto más corras con viento, más mejorarás como atleta.

Aprende de los ciclistas

Los ciclistas conservan mejor su energía y corren más rápido en grupo; se turnan a la cabeza del pelotón y luego vuelven a la cola a descansar, aprovechándose de lo que se conoce como ir a rueda.

Los corredores también pueden turnarse para ir a la cabeza del grupo y enfrentarse al viento, antes de incorporarse al grupo y dejar que otro se encargue de esa faceta. Esto puede tener un efecto notable cuando corres en carretera o montaña; esta técnica puede mejorar la resistencia al viento en un 80%.

3 formas de enfrentarse al viento en contra

- Usa prendas de running ceñidas y sin holgura para evitar que se muevan cuando corres

- Acorta tu zancada; cuanto más tiempo pasen tus pies sin tocar la superficie, mayor será tu resistencia al viento.

- Inclina el cuerpo para reducir el consumo de energía.

 

 

 

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail