paragrapharticle-25-5891e2234bcb2

Ni mucho menos ha acabado el invierno. Prepárate un café calentito y aprende varios consejos para seguir entrenando en invierno.

Abrígate correctamente

Abrigarse mucho no es abrigarse bien y hay que saber llevar las prendas adecuadas dependiendo de la temperatura que haga. Vístete y sal a la calle, si notas que tienes un poco de frío es bueno ya que en nada entrarás en caliente pero si ya sales de casa con calor volverás empapado de sudor. Acuérdate de guantes, braga y gorro para tapar las zonas por donde entra más frío.

Siempre alerta

Coches de noche, placas de hielo, charcos, en invierno hay que estar alerta por cualquier precedente que haya. Si pasas por sitios oscuros cuidado con las piedras por si te tuerces un tobillo o cuidado con el hielo que cualquier resbalón te pasa factura.

Hazte ver

En invierno hay menos luz y lo mismo sales a correr a una hora todos los días en la que en verano es de día pero en invierno ya está oscuro. Una buena opción son las luces frontales pero con llevar ropa clara y reflectante basta para que los coches o peatones te vean. Al ir más rápido de lo normal cuando corres, los coches tienen menos tiempo de percepción y reacción por lo que todo lo que pongas de tu parte ayudará.

Calienta antes de salir

Esto te ayudará a encontrarte mejor antes. Es conveniente que hagas algo de movilidad articular en casa antes de salir ya no tendrás tantas molestias al principio del entreno. Con 5 minutos de calentamiento valdrá y merecerá la pena. Al final de la sesión, no olvides estirar bien e hidratarte.

 

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail