zumo-de-fruta-azucarado-malo-para-la-salud-stellar-therapy

La realidad es que los corredores disfrutamos tanto las frutas como los zumos por igual, pero la pregunta que queda al aire cada vez que consumimos alguna de estas formas es: ¿será lo mismo comer una fruta que un jugo natural antes del ejercicio?

En términos estrictos de calorías y de impacto en la sangre (lo que se conoce como índice glicémico) no es lo mismo.

La fibra que contiene la fruta entera permite que la absorción de los carbohidratos sea un poco más lenta que en los zumos, además, la cáscara de las frutas es súper importante en tu nutrición. Y por desgracia, cuando se hacen zumo no pueden proveer a tu cuerpo de esos beneficios en su totalidad.

Por ejemplo, si hablamos del zumo de manzana (sin pulpa) realmente no contiene ninguna cantidad de fibra, y si eso es lo que buscas, entonces no funcionaría de nada para ti, ya que ingerirías más agua con azúcar que otros nutrientes que te aporta la manzana entera.

Asimismo, mientras que una taza de gajos de naranja contiene 60 calorías y 3.6 gramos de fibra, 1 taza de zumo de naranja contiene 108 calorías y 0.4 gramos de fibra.

El zumo de fruta aumenta más rápidamente el nivel de azúcar en la sangre que la fruta entera. Por lo que es más fácil consumir una gran cantidad de calorías, sin obtener realmente la nutrición que esperas.

Sin embargo, para consumirlos ANTES del ejercicio, ambas opciones son muy adecuadas.

Por ello, debes elegir lo que sea más práctico para ti, ya que ambas opciones te brindarán energía inmediata para tus entrenamientos.

 

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail