FASCITIS PLANTAR 2

Una de las lesiones más habituales entre los corredores es la fascitis plantar. Esta inflamación de la fascia plantar (banda gruesa de tejido que recorre el pie desde el talón hasta los dedos) es debida a un exceso de uso que provoca que se produzcan pequeños traumatismos que desembocan en dolor. Lo del dolor ya lo sabíamos, pero ¿cómo lo evitamos?

A continuación te explicamos siete trucos para evitar la fascitis plantar. Recuerda que en caso de que se produzca deberás acudir a un traumatólogo o fisioterapeuta, porque esta lesión puede ser, además de molesta, muy duradera.

  • Usa las zapatillas que mejor se adapten a tu pie y si es necesario, utiliza plantillas especiales.
  • Tras los entrenamientos, evita permanecer mucho tiempo de pie.
  • Caminar descalzo puede favorecer la aparición de la fascitis.
  • En caso de que comiences a sentir dolor, cambia tus entrenamientos por sesiones de natación, bicicleta o cualquier otra actividad en la que se evite el impacto con el suelo.
  • Correr por hierba o caminos de tierra es menos agresivo con la fascia que hacerlo por asfalto.
  • Realiza estiramientos de la pantorrilla para liberar de tensión a la fascia.
  • Si tras el entrenamiento tienes dolor, aplica hielo en la zona.

FASCITIS PLANTAR

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail