los_angeles_night_running_routes

En estos meses de calor que vivimos en verano, una de las mejores opciones para evitar las altas temperaturas es correr de noche, tanto antes como después de la caída del sol. Pero este tipo de entrenamientos tienen una serie de características y en ellos deberemos de tener ciertas precauciones. Para que tus entrenamientos nocturnos sean todo un éxito, te dejamos a continuación cinco consejos.

  • No mires el reloj: Tanto si sales a última hora de la noche como si lo haces a primera de la mañana, no tienes que pensar mucho lo que estás haciendo, y mucho menos pensar esa mítica frase que dice “estas no son horas de correr”. Ponte las zapatillas y sal a la calle sin pensarlo.
  • Elige rutas fáciles: No te lo pongas muy difícil y trata de elegir rutas sencillas y cómodas para evitar golpes, caídas o lesiones. Una buena opción es realizar una sesión de “urban running”, ya que a altas horas de la noche no habrá nadie que te moleste en la ciudad.
  • Entrenamientos suaves: Al entrenar a horas en las que el cuerpo está o muy cansado o muy poco activo, lo mejor para estas sesiones nocturnas es realizar un rodaje suave con el que acumular kilómetros sin desgastar demasiado.
  • Equípate: Es imprescindible correr con ropa visible durante la noche. Si la ropa, además de ser de colores claros, incluye algún elemento reflectante, mejor. Y también no está de más llevar una pequeña luz roja para ser visible a distancia. Por supuesto, corre siempre con el móvil si vas a hacerlo en zonas en las que no haya nadie.
facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail