boost

 

La increíble Ultra Boost de adidas reaparece este otoño. ¿Aun no te has calzado unas? pues si no conoces la sensación de llevar esta Boost en tus pies te contamos cómo es.

La joven Ultra Boost (se lanzó al mercado a principios de año) es el modelo con más amortiguación de adidas. Con una media suela que levanta del suelo 27 milímetros en el talón y 17 milímetros en la punta, los germanos de las tres bandas han hecho un gran esfuerzo de ingeniería para conseguir más amortiguación sin colocar una gran altura: el intríngulis lo han resuelto poniendo en esa media suela un 20% más de Boost.

 

Aunque esto por si sólo podría valer como excelente virtud al modelo, la Ultra no se queda ahí, realmente se han preocupado de cada detalle renovando todo lo que hasta ahora era normal que tuviese una zapatilla de running.

Si la despiezamos en tres partes (parte superior, media suela y suela), todas son novedosas. La parte alta está fabricada en PrimeKnit, son hilos semi elásticos tejidos entre si que se abraza al pie como un calcetín, dejando que transpire el pie. En el empeine colocan un marco de tpu conectado con los cordones y el talón para dar sujeción y soporte al pie. Y la estructura del talón también es nueva, porque aunque bloquea perfectamente el pie, deja el tendón de aquiles libre para que se mueva sin presión. Todo un acierto.

upper

 

adiads-ultra-boost

Toda la parte media, como podréis ver es 100% de Boost y con más material que nunca. Esto aporta más amortiguación y un retorno de energía muy alto. Además, tiene la parte delantera muy curvada para que el pie balancee mejor y ayude en el despegue. El Sistema Torsion, también nuevo, bajo la planta trabaja en la transición y en que la zapatilla se mueva en la dirección correcta.

Y la última novedad está en la suela. Ésta es de una sola pieza de goma, pero a diferencia del resto de suelas no es rígida, si no que tiene cierta elasticidad, así se adapta a tu forma de pisar, y con sus tacos hace una acción mecánica con Boost multiplicando así la amortiguación.

suela

 

Normalmente cuando sales a correr con una adidas con Boost, las sensaciones son muy buenas (ya lo hemos comentados en otras pruebas), pero hay que reconocer que han conseguido dar un paso más con la Ultra Boost. Se nota perfectamente cómo baja con el impacto, retorna y te impulsa. La transición de la pisada es rapidísima y muy energética. Ya pises con el talón o con la parte media, la zapatilla te ayudará en el movimiento. La hemos probado en rodajes largos y ritmos muy altos, y responde en cualquier situación sin perder propiedades. Sientes el pie bastante libre en la parte delantera y muy armado por detrás, de hecho, no conviene atar muy fuerte los cordones. Son un ‘guante’.

Pesa 277 gramos en el modelo de mujer y 320 gramos en el de hombre. Su drop es de 10 milímetros.

Si eres un corredor neutro, tengas el peso que tengas, y busca mucha, mucha amortiguación para largas distancias, la adidas Ultra Boost puede ser tu zapatilla. Hazte con unas ya en nuestra tienda.

 

 

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail