La adidas adistar fue el segundo modelo en incorporar la tecnología Boost, con la intención de tener un modelo de estabilidad con esa tecnología para que se comportase de forma más rápida el conjunto pie (en pronación) y zapatilla. Porque una de las formas de contrarrestar los grados de pronación que se producen es reducir la velocidad de ese movimiento. Y eso es lo que hace adidas con la adistar: combina en la media suela BOOST por la parte externa y delantera, y EVA por la cara interior. Así consiguen dar soporte bajo el arco y que el pie se mueva más rápido por la cara exterior de la zapatilla y minimiza el movimiento de rotación interior que ejecuta el pie pronador.
Ahora la adistar la puedes encontrar en dos acabados diferentes en su parte superior. El nuevo upper ESM cambia el tejido, con esto la forma de agarrar el pie y la transpirabilidad. Su malla engineered es semi elástica y centra bien el ajuste sin una presión más fuerte, que sí hace su otro upper de Tech Fit lleno de finos contrafuertes de TPU sin costuras.
De momento es la única zapatilla que mantiene el Formotion en el talón para absorber el impacto contra el suelo.
Correr con la adistar es hacerlo con una zapatilla estable y dinámica, que no entorpece el movimiento del pie, haciéndote sentir seguro. Disfrutarás más de ella a ritmos cómodos y podrás hacer todos los kilómetros que quieras, porque tienen suficiente amortiguación (aunque seas un corredor pesado).
Su talón tienen una buena altura, nada menos que 33mm que aúna EVA, Boost y Formotion; mientras que en la parte delantera encontrarás 22mm, lo que se traduce en un drop de 10mm. Lo habitual últimamente en adidas.
Pesa 315 gramos en hombre y 265 gramos en mujer.
La podrás comprar en nuestra tienda.

 

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail