La Rider 17 podría aparecer en la definición del diccionario de zapatilla neutra de entrenamiento diario. Es un clásico de Mizuno para hacer muchos kilómetros si eres un corredor de peso medio-alto.

Mizuno está cambiando las estética y los materiales de sus zapatillas, siendo lo primero que salta a la vista su parte superior, más sencilla y con menos refuerzos duros; y su nueva media suela, que incorpora la tecnología U4iC. Gracias a este nuevo compuesto han conseguido rebajar mucho el peso y la altura respecto al suelo, lo que unido a su placa de amortiguación Wave extendida, que tienes bajo el talón, resulta mucho más reactiva y dinámica, pero sin perder un ápice de absorción de impactos. Esta tiene una altura de 31mm en el talón y 18mm en la parte delantera, resultando un drop de 13 milímetros (muy alto para lo que se estila ahora), pero consigue tener un talón con buen volumen para amortiguar lo suficiente al corredor que hace muchos kilómetros y aterriza con esa parte del pie y, además, una caída hacia la punta que permite un despegue rápido con buen flexibilidad, por si necesitas aumentar el ritmo.

La nueva parte superior de la Rider tiene una estética realmente sencilla, claramente busca un usuario de pisada neutra, porque los finos y ligeros contrafuertes termo-sellados sólo buscan recoger el pie de forma suave. La malla (muy transpirable, como siempre) es de una sola pieza y sin costuras en todo el interior. Un acabado realmente premium.

La suela de esta Mizuno está muy bien estructurada, con grandes surcos que permiten que el pie se mueva fácil y la flexibilidad sea buena. Su dibujo se adapta mejor al asfalto que a la tierra.

Pesa 243 gramos (talla 9usa), una de las más ligeras de su categoría.

Puedes comprarla en nuestra tienda

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail